Descripción

Anacronía (2020)

Anacronía es un viaje de ida y vuelta a las Antípodas que se convierte en un ejercicio de reconstrucción emocional tras la pérdida de un hermano en un accidente de moto. La primera parte, «Ayer», tiene lugar dentro del avión y revisa los recuerdos del pasado desde esta pérdida. La segunda, «Ausencia», ofrece un diálogo cultural con Nueva Zelanda y la visita turística de la fluida voz poética entabla un diálogo estético con dicha cultura ―literatura, pintura, música, escultura, etc. La tercera parte, «Porvenir», concluye con el regreso a Granada y la reconstrucción emocional del personaje en una fusión final de culturas. La voz del poemario es lírica y elegíaca, pero entronca con cuestiones poscoloniales, raciales y de género y revisa una memoria histórica tanto de nuestro país como del Pacífico.

Contracubierta

Anacronía es un artefacto poético de calculada precisión que pretende desactivar el dolor causado por la ausencia con una herramienta bien afilada: la memoria. El pasado no es un territorio de nostalgia, sino de catarsis, de reconciliación, un intento desesperado de exorcizar la ausencia. La amargura y la ternura dialogan, como dialogan el ayer y el porvenir, en un intercambio espacio/tiempo con recursos poéticos, pulidos hasta la extenuación, que no le restan un ápice de frescura. Lirismo y pensamiento son las redes en las que las dicotomías ―vuelo y caída, amor y muerte, acercamiento y huida― se balancean con un lenguaje exquisitamente cuidado, fluido y luminoso.

Gerardo Rodríguez Salas visita, y nos conduce a visitar, puntos estratégicos de su cartografía vital, desvelando con escritura introspectiva una tragedia que delimita su destino. Con generosidad, tensión y emoción, pero también con humor, nos embarca en un viaje ―«una fuga al pasado»― capaz de transformarlo no sólo a él como escritor, sino también a nosotros como lectores.

Teresa Gómez

Recepción crítica (selección)

  • ‘Este año se han publicado en España varios títulos excelentes de poesía. Libro bellísimo y sobrecogedor, Anacronía, es sin duda uno de ellos’ (Ioana Gruia, Infolibre)
  • ‘La elegancia con la que Rodríguez Salas invoca a su hermano en este libro emocionante, tan austero como inesperado en sus planteamientos’ (Braulio Ortiz, Diario de Sevilla)
  • ‘Son  estos  versos incisivos, como un cuchillo con el que alguien a traición te abriera las carnes. Es una poesía cruda, nada artificiosa. Poesía descarnada, terrosa, casi sucia de arañar las paredes de tanto no entender’ (Pedro Antonio Férez Mora, Cartaphilus)
  • ‘La caída de Anacronía implica hacer historia sobre lo que nos han dicho que no se hace historia: lo pequeño, lo íntimo, la sangre, la decadencia, la ruina y la muerte; en fin “la otra historia”, esa que no pasa a los libros’ (Pedro Antonio Férez Mora, Cartaphilus)
  • ‘En cuanto al lenguaje, su economía y precisión contienen la sinceridad poética que late en Anacronía. La aparente sencillez del estilo se va adaptando de manera efectiva a la intención de cada poema’ (Didac Llorens, EPOS: Revista de Filología)
  • ‘El viaje físico de Anacronía lleva al poeta a las antípodas; tras su metafórica caída, nos descubre un territorio extraño y fascinante’ (Didac Llorens, EPOS: Revista de Filología)
  • Anacronía” es un poemario intenso y bellísimo que nos sumerge en el dolor de la pérdida, pero sin abandonar una estética y un lenguaje preciso que cautiva en cada palabra’ (Rosa Cordero, Temporales, New York University).
  • ‘Celebro haberme desviado de aquella pila de libros de los más leídos y publicitados para encontrarme con este hermoso, doloroso, reflexivo y luminoso poemario que, desde entonces, no ha dejado de acompañarme’ (Rosa Cordero, Temporales, New York University)
  • ‘Gerardo plantea este poemario como una conversación perpetua, íntima y totalmente sincera con el hermano que ha perdido: nos deslumbrará ese diálogo directo que recorre toda la obra’ (Marina Tapia, Culturamas)
  • ‘La mano se desliza en el poema para reconstruir, con trazos sueltos que trascienden lo anecdótico, esas hojas y brotes que borran la caída, en las ramas del árbol despojado’ (José Luis Morante, Puentes de papel)
  • ‘Ya no necesitamos intentar dialogar con la muerte, apelar a los cielos, cuestionar el destino, peregrinar en sueños hasta el limbo; Gerardo ha asumido este trabajo. Ha desplegado desde lo alto de una cima: voz y eco, pregunta y poesía. Seguro que estos poemas nos devuelven las notas y los acordes más profundos del lenguaje. No dejemos de recorrer esta Anacronía de la mano sabia del autor, acompañemos al poeta en esta búsqueda arcaica que existe en todo diálogo con los que ya no están. Al fin y al cabo, esta es la materia esencial de la poesía’ (Marina Tapia, Culturamas)
  • Anacronía no está dirigido a un lector morboso, sino a un lector que sienta la poesía, como la siente Gerardo Rodríguez Salas, una práctica que repara muy adentro’ (Jesús Cárdenas, Epicuro)
  • ‘Títulos breves, adjetivación justa y algunas reiteraciones léxicas convierten los textos en armazones emocionales’ (Jesús Cárdenas, Epicuro)
  • ‘Rodríguez Salas traza puntos de una cartografía vital’ (Tensy Gesterira, Lecturafilia)
  • ‘Se decanta por un lenguaje marcado por la sencillez de las construcciones y las metáforas arraigadas en lo plástico de la vida’ (Tes Nehuén, Poemas del alma)
  • Anacronía es un libro poderoso que tiene un espíritu enjaulado dentro, que lleva al poeta a construir una memoria histórica íntima sobre su relación con su hermano perdido’ (Tes Nehuén, Poemas del alma)
  • Anacronía traza un mapa de emociones que, de forma o no premeditada, funciona como manual de instrucciones para seguir adelante ante una pérdida’ (Miguel Blanco, SecretOlivo)
  • ‘Una serie de poemas en los que Gerardo Rodríguez Salas combina momentos de ese costumbrismo especial que impregnaba los relatos de ‘Hijas de un sueño’ con pasajes en los que predomina la abstracción, en los que las palabras no explican ni cuentan: se expresan, van dando forma a estados de ánimo, a estados del alma’ (Miguel Blanco, SecretOlivo)
  • ‘La narración que Gerardo Rodríguez Salas despliega magistralmente a través de breves y emotivos poemas es, en cierta medida, la construcción (quizás no) inconsciente de una novela poemizada que gravita alrededor de la muerte de su hermano y que pasea su herida abierta desde desde nuestro país a las antípodas maoríes para acabar sufriendo irreversiblemente, pero sufriendo con una belleza sublime que cala el alma por ósmosis’ (Sergio Berbel, blog personal)
  • Anacronía es uno de esos libros que te mecen el corazón en los días que el dolor de la ausencia te empapa con su mano de niebla. La precisión labrada de los versos está mullida de seda y terciopelo. Una lírica que entra por los ojos y se derrama en el pecho’ (Gerardo Venteo, poeta)

Valparaíso ediciones

La editorial Valparaíso se presenta de la siguiente forma:

Cuando es invierno en el mar del Norte
es verano en Valparaíso.
Los barcos hacen sonar sus sirenas al entrar en el
puerto de Bremen con jirones de niebla y de hielo
en sus cabos,
mientras los balandros soleados arrastran por la
superficie del Pacífico Sur bellas bañistas.

Ángel González


Fundada en Granada en 2012, Valparaíso Ediciones se ha convertido en una de las editoriales literarias de referencia. Así lo acredita la creación de tres filiales en México, Centroamérica y Colombia, que convierten a Valparaíso Ediciones en la editorial de poesía en español con mayor presencia internacional, además de la líder en la comercialización de libros electrónicos de poesía a través de Internet.

Como parte de su expansión, Valparaíso Ediciones ya proyecta nuevas filiales en países del continente americano, además de haber ampliado su catálogo con algunas de las firmas más importantes de la literatura universal en la actualidad.

Con una oferta plural y un criterio independiente de selección de títulos, Valparaíso Ediciones es garantía de calidad en sus diferentes colecciones, que también abarcan la narrativa, la literatura infantil o los libros de Arte.

También ha inaugurado una línea científica y de investigación, con acuerdo de colaboración con universidades de España, México, Estados Unidos, Colombia, Italia, El Salvador, Nicaragua o Costa Rica.